Monday, 23 December 2013



Dropping the ball


Literalmente, drop the ball significa "soltar la pelota". Pero figurativamente, significa "equivocarse", sobre todo por no prestar atención. También puede significar "no ser responsable", "colgarse". ¡Ja! Veamos ejemplos.

1) A: The Smith sale went down.
    A: Se cayó la venta Smith.
    B: Why do you think that happened?
    B: ¿Por qué te parece que pasó?
    A: I don't know. I guess we dropped the ball when we stopped calling Mr. Smith every day. We have got to be persistent.
    A: No sé. Supongo que nos dejamos estar/no fuimos responsables cuando dejamos de llamar al Sr. Smith todos los días. ¡Tenemos que ser persistentes!

2) Professor: I'm afraid I'll have to fail you, Mary. You were doing great, but at some point you seem to have dropped the ball. You stopped showing for class, your papers were not good... Is everything OK?
    Profesor: Me temo que voy a tener que desaprobarte, María. Venías muy bien, pero en un momento parece que te dejaste estar/bajaste los brazos. Dejaste de venir a clase, tus entregas no eran buenas... ¿Anda todo bien?

3) Partner A: I specifically asked you to follow up with our clients every day. You haven't called half of them in a week!
   Socio A: Te pedí específicamente que hicieras seguimiento con nuestros clientes todos los días. ¡No llamaste ni a la mitad en una semana!
    Partner B: I know. I'm sorry. I dropped the ball. It won't happen again.
    Socio B: Ya sé. Perdoname. Me colgué./Me dejé estar. No va a volver a pasar.

Cuidado con confundir drop the ball con nuestro "tirar la toalla". A veces, uno se tienta con convertir una expresión del inglés al español solo porque comparten una partecita (en este caso, el verbo). Tirar la toalla es rendirse. Drop the ball es no ocuparse de algo, distraerse de una obligación. Esta expresión idiomática viene del béisbol, deporte en el que, si uno suelta la pelota al final de la jugada, pierde el punto. No entiendo mucho (por no decir nada) de béisbol, pero eso sí lo sé. La foto es de la película A League of Their Own. ¡La recomiendo!

Have you ever dropped the ball at school, at work or in a relationship?


No comments:

Post a Comment

Followers

Blog Archive