Thursday, 7 March 2013



Can you
put your finger
on it?



Si escucharan a alguien decir I can't put my finger on it, ¿no se preguntarían con toda naturalidad qué es lo que no puede tocar?... La interpretación literal de esta oración es esa, que alguien no puede poner el dedo en algo. Pero la oración también tiene su interpretación figurativa, idiomática, y significa "no estar seguro acerca de algo", "no saber algo en particular con certeza", “no saber bien”. Veamos algunos ejemplos.

   Supongamos que una madre está preparando una torta y el hijo de 5 años nos mira con ojos grandes desde su corta estatura y nos dice, como suele pasar con los niños, que les cuentan a los adultos qué cosas no pueden hacer, I can't put my finger on it.  Vamos a entender que el chico está hablando de la torta y que no la puede tocar. Lógico. Esa sería una interpretación literal y acertada en ese contexto.


   Ahora bien, supongamos que después nos estamos comiendo la torta. Supongamos que está riquísima y no logramos darnos cuenta de cuál es el ingrediente secreto, y la cocinera nos invita a adivinar qué le puso. Podríamos mirarla y decirle algo como: I can't put my finger on it, but I’m guessing cinnamon? (Traducción: No estoy del todo segura/No sé bien, pero diría que tiene canela). Ya vemos que en este segundo ejemplo no estamos hablando de que no podemos tocar la torta (¡si la estamos comiendo!). En este ejemplo, I can't put my finger on it se refiere a que no estamos seguros, no sabemos con certeza, aquello de lo que estamos hablando. En este caso, no sabemos bien cuál es ese ingrediente secreto.

   Más ejemplos para que quede más claro:

  

1) A: You've something different, but I can’t put my finger on it.
         Tenés algo diferente, pero no sé bien qué.

   

2) A: What time is the meeting tomorrow?

         ¿A qué hora es la reunión mañana?

    B: Oh, I can’t put my finger on it... but I think it’s at 9.

         Uh, no sé bien... pero me parece que a las 9.

   Espero que hayan disfrutado de esta entrega y recuerden: antes de usar expresiones idiomáticas que no tienen bien claras, verifiquen el significado y el uso con un diccionario o Internet y luego, ¡a ponerlas en práctica! Como vimos en la primera entrega, equivocarse está bien y es parte del proceso de aprendizaje. ¡Anímense a incorporar lo que vemos aquí! Y sorprendan a sus compañeros y profesores. Mañana en lugar de expresar duda, saldremos de una. Wait and see!

No comments:

Post a Comment

Followers

Blog Archive